• Fr
  • Ar
  • En
  • Es

Grecia exporta el 80% del pescado de acuicultura que produce

Algo está pasando en Europa para que tengamos que importar el 70 por ciento de los productos acuáticos que consumimos. El flujo de productos acuáticos es desde países en vías en desarrollo hacia países desarrollados.

Incluso se produce un déficit en países de dentro de la Unión Europea, como por ejemplo lo que ocurre con Grecia que, a pesar de exportar el 80 por ciento de toda la dorada y la lubina que produce, importa el 66 por ciento de todos los productos acuáticos que consumen.

Los hábitos de consumo y el poder adquisitivo tiene mucho que ver en este caso ya que las empresas llevan sus productos hacia los mercados que mejor paguen sus pescados.

En un reciente informe de WWF se pone de manifiesto como los griegos consumen de media 19,6 kg de pescado por persona y año, por debajo de la media europea de los países de la cuenca mediterránea europea (33,4 kg per cápita) y de la Unión Europea (22,9 kg per capita).

Otro país que consume mucho más de lo que produce es Portugal, que, con un consumo per cápita de 56,8 kg. importa prácticamente todo lo que consume.

En España con 42,4 kg per cápita estamos en la misma línea. Al menos, marcamos una diferencia al tener autoconsumo de prácticamente toda la dorada y la lubina que consumimos.

En el estudio de WWF ponen de manifiesto cómo de los 7,5 millones de toneladas de productos acuáticos consumidos en los países del Mediterráneo, solo se producen 2,5 millones de toneladas métricas de procedencia doméstica.

La diferencia económica entre regiones supone privar a los habitantes de los países en vías de desarrollo de la importante proteína para satisfacer la voracidad de los consumidores europeos, hasta el punto de que los países mediterráneos de la UE absorben el 36 por ciento de todo el pescado importado de terceros países.

Atenas 27/07/2017 – Algo está pasando en Europa para que tengamos que importar el 70 por ciento de los productos acuáticos que consumimos. El flujo de productos acuáticos es desde países en vías en desarrollo hacia países desarrollados.Incluso se produce un déficit en países de dentro de la Unión Europea, como por ejemplo lo que ocurre con Grecia que, a pesar de exportar el 80 por ciento de toda la dorada y la lubina que produce, importa el 66 por ciento de todos los productos acuáticos que consumen.Los hábitos de consumo y el poder adquisitivo tiene mucho que ver en este caso ya que las empresas llevan sus productos hacia los mercados que mejor paguen sus pescados.En un reciente informe de WWF se pone de manifiesto como los griegos consumen de media 19,6 kg de pescado por persona y año, por debajo de la media europea de los países de la cuenca mediterránea europea (33,4 kg per cápita) y de la Unión Europea (22,9 kg per capita).Otro país que consume mucho más de lo que produce es Portugal, que, con un consumo per cápita de 56,8 kg. importa prácticamente todo lo que consume.En España con 42,4 kg per cápita estamos en la misma línea. Al menos, marcamos una diferencia al tener autoconsumo de prácticamente toda la dorada y la lubina que consumimos.En el estudio de WWF ponen de manifiesto cómo de los 7,5 millones de toneladas de productos acuáticos consumidos en los países del Mediterráneo, solo se producen 2,5 millones de toneladas métricas de procedencia doméstica.

La diferencia económica entre regiones supone privar a los habitantes de los países en vías de desarrollo de la importante proteína para satisfacer la voracidad de los consumidores europeos, hasta el punto de que los países mediterráneos de la UE absorben el 36 por ciento de todo el pescado importado de terceros países.