• Fr
  • Ar
  • En
  • Es

Una alimentación más vegetariana como clave para una acuicultura más sostenible -

Foto: CIPA_Ballanger

“Que los peces de crianza sean “más vegetarianos" alimentándolos con plantas, algas u otras alternativas a los piensos procedentes de las pesquerías seguirá permitiendo reducir el impacto ambiental de una actividad como la acuicultura, en rápido crecimiento”, según un nuevo informe de la International Union for Conservation of Nature and Natural Resources (IUCN).
En dicho informe, se ha examinado la sostenibilidad de los principales ingredientes que constituyen las fuentes de proteínas y lípidos de los piensos que son requeridos en acuicultura. También se han analizado distintas alternativas sostenibles a una de las materias primas más importantes en la alimentación de peces: la harina y aceite de pescado a partir de peces silvestres y que, como destaca la IUCN, “tienen un papel fundamental en los ecosistemas marinos como alimento para otras especies, como tiburones, ballenas o aves marinas”. Alrededor de 15 millones de toneladas de pescado silvestre son capturadas cada año para producir harina de pescado, y entre el 60-70% se utiliza en acuicultura, añade.

Fuente : ipacuicultura.com

Así lo señala IUCN en el informe Durabilité des aliments pour le poisson en aquaculture   Jaula acuicultura_ CIPA Ballanger Jaula acuicultura.

“Que los peces de crianza sean “más vegetarianos" alimentándolos con plantas, algas u otras alternativas a los piensos procedentes de las pesquerías seguirá permitiendo reducir el impacto ambiental de una actividad como la acuicultura, en rápido crecimiento”, según un nuevo informe de la International Union for Conservation of Nature and Natural Resources (IUCN).

En dicho informe, que lleva por título Durabilité des aliments pour le poisson en aquaculture y que se puede descargar aquí, se ha examinado la sostenibilidad de los principales ingredientes que constituyen las fuentes de proteínas y lípidos de los piensos que son requeridos en acuicultura. También se han analizado distintas alternativas sostenibles a una de las materias primas más importantes en la alimentación de peces: la harina y aceite de pescado a partir de peces silvestres y que, como destaca la IUCN, “tienen un papel fundamental en los ecosistemas marinos como alimento para otras especies, como tiburones, ballenas o aves marinas”. Alrededor de 15 millones de toneladas de pescado silvestre son capturadas cada año para producir harina de pescado, y entre el 60-70% se utiliza en acuicultura, añade.

El informe de la IUCN también confirma que existe una tendencia general, y en particular en la acuicultura europea, en sustituir harina y el aceite de pescado en las dietas por otros ingredientes que, “con el objetivo de proteger los ecosistemas y asegurar la sostenibilidad de la alimentación para los peces, tiende a convertir a los peces carnívoros, como el salmón, en “más vegetarianos".

En este sentido, el informe recomienda estudiar una gama más amplia de materias primas ricas en proteínas y aceites que pueden satisfacer las necesidades nutricionales de los peces criados en cautividad. Las materias primas alternativas incluyen plantas como la soja, la colza o girasol “ya ampliamente utilizadas en piensos europeos para peces”, así como materias primas con mucho potencial como algas, insectos y subproductos animales. Los autores del informe también apuntan a la necesidad de realizar más esfuerzos en investigación para profundizar en la idoneidad de todos estas nuevas materias primas, así como en la necesidad de desarrollar la producción local “y adaptar las regulaciones cuando sea necesario”.

Este informe muestra, por tanto, que el creciente sector de la acuicultura puede volverse aún más sostenible mediante el uso de piensos para peces a partir de una gama de materias primas sostenibles, desde algas hasta insectos. "Y que escogiendo este camino -señala François Simard, subdirector del Programa Marino de la UICN- el sector piscícola puede contribuir a la seguridad alimentaria mundial, preservando la salud de los océanos e impulsando un crecimiento económico sostenible".

Este informe fue elaborado por la IUCN en estrecha colaboración con el sector acuícola y de productos de alimentos franceses, representados por el Interprofessional Committee for Aquaculture Products (CIPA), el Technical Institute of Poultry and Small Farm Animals (ITAVI), la Union of Professional Aquaculture Feed Producers (SPPA) y la National Union of the Animal Nutrition Industry (SNIA), con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Mar de Francia.